Caldereta extremeña

Descubre esta deliciosa receta de caldereta de cordero extremeña y disfruta de un plato cocinado a fuego lento y lleno de sabor y tradición.

Receta de caldereta extremeña

Ingredientes para preparar caldereta extremeña

  • 1 kg. o 1,5 kg. de cordero o cabrito
  • 200 gr. del hígado del animal
  • 200 gr. de cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pimiento morrón
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/2 l. de vino (pitarra a ser posible)
  • 1/10 l. de aceite
  • 1 hoja grande de laurel
  • 1 cucharada rasa de harina
  • 4 granos de pimienta
  • 1/2 l. de caldo o sencillamente agua
  • Perejil
  • Sal

¿Cómo preparar caldereta extremeña?

  • Se coge la carne de cordero con la que vamos a preparar la caldereta extremeña, se corta en trozos pequeños y se sazonan con sal.
  • Se pone al fuego un caldero de hierro con el aceite, se empiezan a freír los ajos, pelados y enteros, y, una vez fritos, se sacan o se reservan.
  • Si no se tiene un caldero de hierro, se puede usar la cazuela normal. Aunque la tradición marca que la caldereta se haga con un caldero de hierro, no vamos a dejar de hacerla y disfrutarla por ello.
  • Seguidamente, se echan los trozos de cordero y el hígado entero al caldero. Se rehogan a fuego algo vivo y se remueven, con la espumadera, hasta que hayan tomado un color rubio uniforme.
  • En este punto, se separa el hígado (que emplearemos después) y se echa la cebolla picada y el laurel.
  • Se deja dorar también, se reduce el fuego al mínimo, o se aparta del fuego directamente, y se agrega el pimentón. Se remueve rápidamente para que el mismo no se queme.
  • Se añade el vino y se continúa removiendo la carne de cordero con la espumadera, mientras el vino se va reduciendo.
  • Se añade la harina y, después de rehogarla con la carne, se añade el caldo.
  • Se deja el guiso al fuego para que la carne se cocine, unos 45 minutos.
  • Mientras se cuece la caldereta, se machacan en el mortero, los granos de pimienta, los ajos fritos reservados, unas gotas de aceite y el pimiento morrón.
  • Una vez bien majado, se agrega el hígado frito y se sigue machacando hasta que se forme una pasta finísima, que se diluirá con la salsa de la caldereta de cordero o bien con un cacillo de agua caliente si aquella escasea.
  • Se añade esta pasta al cordero cuando la carne esté ya tierna y se mezcla un poco.
  • Se espolvorea con un poco de perejil picado por encima, se deja al fuego bajo unos diez minutos más de cocción y la caldereta extremeña estará terminada.
  • La tradición dice que se sirva en el mismo recipiente utilizado para guisar la caldereta, pero esto es porque es como se hacía en el campo, si quieres, se puede llevar a la mesa perfectamente emplatada.
  • Foto orientativa: Silverman68